Original y arriesgada propuesta de Arkano Books que nos presenta a través de este libro unos conocimientos médicos que, en palabras del propio autor, preceden en tres o cuatro décadas los de las comunidades médicas actuales. Y es que, ni corto ni perezoso, Anthony Williams nos revela la verdadera causa de enfermedades de cuyo origen se sabe tan poco como la esclerosis múltiple, la artrosis reumatoide, el síndrome de fatiga crónica, la candidiasis, las migrañas, el herpes zóster, los trastornos por déficit de atención, el autismo, el trastorno por estrés postraumático, la depresión, los síndromes premenstruales, la menopausia, la enfermedad de Lyme y el alzhéimer, entre otras; desmonta el mito de las enfermedades autoinmunes y bacterianas en favor de la hipótesis vírica y nos propone un método de curación seguro para todas y cada una de estas enfermedades basado en la alimentación natural. ¡Ahí es nada!

Página tras página se nos ofrece un aluvión de informaciones médicas a la par que se dejan entrever todas las modas, creencias e informaciones tendenciosas o directamente manipuladas por la industria farmacológica que han conformado hasta el día de hoy la historia de la medicina. Asimismo se señalan las intoxicaciones por metales pesados como otro de los orígenes de muchos de los trastornos que padecemos hoy en día, describiendo con detalle las dietas depurativas que nos conducirán a la curación.

Pues bien, el origen de todo este caudal de conocimiento no es sino un espíritu que, revelándose como el espíritu de la compasión, habla al oído del autor revelando con total exactitud el estado de salud de cada persona que aparece en su espacio de percepción. Y esto es así desde los cuatro años de edad y sin ningún error.

Este tipo de conocimiento espiritista, individual y subjetivo, basado exclusivamente en un don que pocas personas han tenido a lo largo de la historia, plantea unos problemas epistemológicos de primer orden por hallarse en las antípodas del método científico, colectivo y con protocolos de validación o falsación objetivos, observables y replicables, hasta el punto que nos hará plantearnos preguntas que van a la esencia misma de la teoría del conocimiento: ¿Existe conocimiento más allá de la mente? ¿Qué valor científico puede tener la intuición? ¿Hay un conocimiento directo que viene del corazón y de la consciencia? ¿No será el método experimental, tal como lo concebimos hoy día, una suerte de adoctrinamiento que limita nuestro conocimiento de la Realidad?

No está en nuestra mano dar contestación a estas preguntas, como tampoco lo está evaluar todo el saber que se despliega a lo largo del libro por no tener la formación científica necesaria, pero los hechos que se cuentan están ahí.  La gente que sufre dolencias y enfermedades no pueden esperar indefinidamente, quienes claman pidiendo ayuda demandan que se abran las puertas a nuevos métodos de sanación. Por ello creemos que la ciencia debería atender a este tipo de informaciones con una actitud de prudente apertura.

 

Una obra audaz y valiente que sin duda creará polémica. Puestos a pedir nos hubiera gustado que ahondara más en el significado profundo de las enfermedades, en el por qué y en el para qué de las mismas, pero no van por ahí los tiros. Esta es una obra directamente enfocada a la curación del cuerpo, cosa que también es muy de agradecer.